Parte del oxígeno que respiramos se convierte en oxígeno reactivo, radical libre, que nos oxida.

La oxidación es la principal causa del envejecimiento y del 90% de las enfermedades.

Producimos una excesiva cantidad de radicales libres debido a múltiples motivos. Nos oxidamos, enfermamos y envejecemos.


El hidrógeno como antioxidante

El hidrógeno es el antioxidante mas efectivo, el de menor tamaño, y el más abundante y económico.

Es la molécula más pequeña que existe: penetra a través de los vasos sanguíneos, la barrera hematoencefálica y las paredes de las células hasta llegar al núcleo. Por ello neutraliza los radicales libres más rápidamente y eficientemente que el resto de antioxidantes.

Es capaz de atrapar los radicales libres que nos oxidan, protegiendo nuestros genes. A diferencia de otros antioxidantes, el hidrógeno es capaz de introducirse en las células y proteger nuestro ADN.

Elimina selectivamente los radicales libres más nocivos: los radicales hidroxilo.




  Reports and News